Opiniones de este usuario

La falta de ética de Rentalcars

Opinión sobre RentalCars

La falta de ética de RENTALCARS
El 8 de abril de 2018 contratamos el alquiler de un Ford Escape, a través de RentalCars, con la empresa Budget y pagamos 831$ (726,63€) para poder viajar 21 días por la costa oeste de Estados Unidos.
Al recoger el vehículo en el aeropuerto de Los Angeles firmé la aceptación de un depósito de 2.046,43$ (1.764,29€) pues en nuestro vale de confirmación no se indicaba cual sería el importe del depósito.

Al llegar a Barcelona vi que el mismo día de la devolución del coche habían hecho efectivo dicho cargo. Inmediatamente reclamé a Budget dicho importe.

El 17-07-2018 informé a Rentalcars de la reclamación que había enviado a Budget, adjuntándoles los documentos de mi reserva, así como las primeras respuestas de Budget.

No esperaba ninguna respuesta, pues mi intención era que estuvieran informados de las “irregularidades” del servicio ofrecido por Budget. No obstante, el 17-07-2018 me comunicaron que efectuarían una investigación y me darían una respuesta.

De la respuesta, que recibí el 19-08-2018, deduje que ellos tampoco entendían cuáles eran los cargos, pero aceptaban el hecho de que yo había firmado la aceptación de una mejora, y puntualizaban, como recordatorio que, siempre recomiendan que

“en el caso que tengan alguna duda con respecto al mismo, que nos contacten por teléfono para que podamos ayudarles”

He de decir que si en ese momento hubiéramos tenido alguna duda no habría firmado y posiblemente habríamos contactado con ellos, pero ante la respuesta del empleado de Budget, asegurándonos que dicho importe era el depósito, no desconfiamos de que podía tratarse de un engaño.

En días posteriores entré de nuevo en la web de Rentalcars para comprobar si había algún otro concepto que se me hubiera pasado por alto y aportara luz en mi reclamación a Budget. Cuál fue mi sorpresa al comprobar que habían manipulado el “Vale de confirmación” de mi reserva, añadiendo como primera línea del apartado información importante “Deposito US$ 300.00, incluidos impuestos”. Ni este concepto, ni su importe figuran en el original descargado en el momento de la reserva.

De igual forma modificaron los datos de la reserva respecto al “Depósito y franquicia /deducible” y en donde originalmente decía: La compañía de alquiler le bloqueará un depósito de seguridad cuando recoja el vehículo, pero, desafortunadamente, no nos han comunicado de qué importe se trata…

Ahora dice:
La compañía de alquiler necesitará un depósito de US$300.00 al recoger el vehículo……

Es evidente que si el vale de confirmación que imprimí y comprobé en la web poco antes iniciar el viaje hubiera puesto que la franquicia sería de 300$ JAMÀS HUBIERA FIRMADO UN DOCUMENTO POR UN IMPORTE DE 2.046,43$.

Las intenciones de Rentalcars frente a esta “MANIPULACIÓN DE DOCUMENTOS ENTREGADOS” no deja de ser sospechosa y pone en entredicho las buenas intenciones expresadas en sus correos.

Finalmente hemos terminado pagando el triple ya que según Budget con la firma de lo que suponíamos era el depósito aceptamos unas mejoras.












BUDGET-AVIS nunca más …. terminamos pagando el triple

Opinión sobre Budget

Contratamos el alquiler de un Ford Escape (vehículo tipo SUV) en España a través de RentalCars (Ref. 355231015) con la empresa Budget el 8 de abril de 2018 y pagamos 831$ (726,63€) por dicho alquiler.
Al llegar a Estados Unidos el 2 de junio, nos dirigimos a las oficinas de Budget del aeropuerto de Los Angeles (CA) donde presentamos el ”voucher” para recoger nuestro vehículo. Nos indicaron que no disponían del tipo de coche reservado pero que no nos preocupáramos porque ponían a nuestra disposición otro mejor, igualmente del tipo SUV, y que no representaba ningún coste adicional.
Como indicaba nuestro “voucher”, tenían que retenernos una cantidad como depósito para cubrir posibles daños. Dicho depósito debía de ser igual al precio pagado por el alquiler, pero como en la copia que disponían de la reserva (Num. 32923649ES3) no constaba el importe que habíamos pagado, el empleado se veía obligado a estimar el importe del depósito por el coche que nos entregaba. Nos extrañó el total de dicho importe 2.046,43$ (1.764,29€) puesto que no era una cantidad redonda y el concepto era Non PKG ITEMS, pero insistió en que no nos preocupáramos que no suponía ningún incremento del alquiler y que él debía estimar una cantidad como depósito (Num. 131547673). Suponiendo que tratábamos con una empresa seria, firmamos una pantalla electrónica en la que no se veía el texto, pues era la única opción que teníamos si queríamos retirar el vehículo.
Nos dirigimos al aparcamiento y al ver el tamaño del vehículo regresamos a la oficina para solicitar un coche más adecuado a nuestras características, tres señoras jubiladas de algo más de 1,50 m de altura y con tres pequeñas maletas. Insistió en que no tenía otro coche (tipo SUV) más pequeño y dado que era ya de noche y estábamos agotadas, dimos por finalizado el tema, encaramándonos al coche.
Finaliza nuestro viaje y entregamos el coche en el tiempo requerido, en perfectas condiciones y con el depósito lleno, en el aeropuerto de Oakland (San Francisco) sin que mediara ningún documento ni firma.
Cuál no sería nuestra sorpresa cuando ya en Barcelona comprobamos que el mismo día de la entrega del vehículo se había hecho efectivo el cargo retenido de los 2.046,43$, que en todo momento se nos había indicado que era meramente un depósito.
Desde ahí se inició un largo proceso de reclamaciones, puesto que el coche ya estaba pagado. Como justificación Budget y Avis (empresas asociadas) nos dicen que el cargo adicional es correcto y que el concepto es por mejoras y unas partidas no detalladas sin desglose de cantidades. Pedimos factura detallada y nos envían un recibo con un importe global en concepto de NON PKG ITEMS (????).
Es evidente que en ningún momento se nos habría ocurrido aceptar una mejora que suponía un incremento del 246% sobre el precio del alquiler del vehículo, y que daba como resultado un coste total del alquiler de 2.877,43$ (2.490,92€). Con posterioridad hemos consultado sus tarifas de alquiler de un coche con las mismas características del que nos entregaron y, en ningún caso, el coste de ese vehículo nos hubiera supuesto un incremento de más de 300$ por el mismo periodo de tiempo.
Finalmente, pasados dos meses de reclamaciones, tan sólo han considerado que había una duplicidad en el cargo del GPS, y por ello nos han sido abonados 231,15$ (197,52€).
A partir de ese momento se han negado a darnos cualquier otro tipo de respuesta.
Evidentemente jamás volveremos a alquilar un coche en ninguna de las empresas asociadas Budget-Avis.
Agradeceríamos cualquier información respecto a organismos, entidades o asociaciones ante las que podamos presentar una reclamación.

Contras
Se aprovechan de la confianza de los turistas con acciones fraudulentas

respuesta :