Tomadura de pelo

Este verano alquilé un coche en el Aeropuerto de Bruselas para ir a Ámsterdam. Recogí el coche a las 10:40 y lo entregué en la oficina de Overtoom 197, 1054 HT Amsterdam, Países Bajos a las 14:19. Todo ello verificable con la cronología de Google Maps. Pues bien, en lugar de un día de alquiler me han cobrado dos. He puesto una queja, con las imágenes de Google en las que queda claro el momento de entrega y me han respondido que todo ha sido correcto. Pues será para Europcar, no para mi. El caso es que el alquiler que era de 130 me ha pasado a 200 €. Por otro lado, utilizar su web para hacer gestiones no es nada fácil ni cómodo. Estoy tratando de acceder a la ficha de cliente para seguir mi reclamación y tras dos o tres llamadas telefónicas estoy a punto de desistir.

Contras
No me ha parecido un servicio serio. La atención a las incidencias y reclamaciones deja mucho que desear y no es nada fácil.