Ex-empleada

El ambiente de trabajo, compañeros y horarios son buenos (al menos en las sucursales que conozco). Es un trabajo relativamente fácil y llevadero si tienes paciencia y eres tolerante al estrés. Hay cierta presión por las ventas porque los objetivos no son muy realistas. Los empleados suelen hacer muchad trampas para alcanzar los objetivos. Cobrar diesel en coche de gasolina, cobrar fianzas por encima del precio y luego guardarlo como upgrade al cliente irse,conductor adicional sin tenerlo contratado una vez que el cliente se marcha etc...fui trabajadora de Tenerife Norte y se utilizan malas prácticas.No se pagan ni festivos, ni horas extras ni nada por el estilo. El sueldo base está bastante por debajo de la media del resto de compañías y, dentro de la propia empresa hay una gran diferencia entre distintas sucursales y entre los propios empleados. No tienen convenio a nivel nacional, se rigen por los mínimos legales exigidos con la excusa de que si no estás a gusto, puedes irte cuando quieras.